Edison, gran inventor y mejor capitalista

Thomas Edison fue un inventor y, sobre todo, empresario estadounidense. Entre él y Nikola Tesla dieron forma al siglo XX. Co-protagonista de la famosa Guerra de las Corrientes, Edison tenían una forma de ver el mundo opuesta a su gran rival Tesla. Edison sólo pensaba en inventos que pudiera comercializar. Si no se podían convertir en algo rentable, los abandonaba. Tesla era casi todo lo contrario: un humanista que sólo buscaba la manera de mejorar el mundo.

edison
Thomas Alva Edison – Unocero

De Edison se han dicho muchas cosas, por ejemplo que fue el inventor más genial de la era moderna. En esta entrada pondremos esta afirmación en duda. Lo que no podemos negar es que Edison fue un modelo de tenacidad y un ejemplo del valor del esfuerzo y el trabajo. Es más, podríamos decir que era más trabajador que talentoso.

Unos apuntes sobre su vida

Thomas Alva Edison nació en 1847 en Ohio. Fue a la escuela por primera vez a los 7 años y sólo durante 3 meses. La causa de que estuviese tan poco tiempo fue que no tenía interés ni concentración, por lo que acabó siendo expulsado del colegio por su torpeza mental. Además, padecía sordera parcial como consecuencia de un ataque de escarlatina. Su madre, Nancy Elliot, decidió educarlo personalmente desde su expulsión. Ella consiguió despertar en él la curiosidad.

A los 10 años montó su propio laboratorio en el sótano de su casa y aprendió química y electricidad. A los 12 años se empleó vendiendo periódicos y tentempiés en un tren, aprovechando que debido a la Guerra de Secesión los viajeros estaban ávidos de noticias. Con el dinero que le sobraba compró libros de ciencia y material de laboratorio, y hacía experimentos en el vagón de equipajes. Uno de esos experimentos provocó un incendio y a Edison lo echaron. Pero antes, a los 14 años, Edison salvó la vida al hijo del jefe de estación de un desastre. El padre del niño salvado, en agradecimiento, le enseñó código Morse y telegrafía, clave para labrarse su futuro.

Trabajó de telegrafista desde los 16 hasta los 19 años, momento que se empleó por su cuenta como inventor. Pasó una época errante, de pueblo en pueblo, con empleos ocasionales y alojándose en sórdidos cuchitriles. Hasta se dice que desatendió completamente su aspecto personal. Sin embargo, con el tiempo se volvió disciplinado y ordenado, llevando siempre un cuaderno de notas consigo.

Los primeros inventos de Edison

A los 21 años llega su primer invento: un contador eléctrico de votos para el Congreso de EE.UU. El intento de comercializar el artefacto terminó en fiasco: al Congreso no le interesó eso de contar los votos de manera objetiva. Edison aprendió una valiosa lección: no volver a inventar algo que la gente no estuviera dispuesta a comprar.

Con 22 años (en 1869) Edison vendió su primer invento importante para la Western Union, la compañía telegráfica más importante del país: una impresora para la cotización de valores en bolsa. Edison ganó 40.000 dólares y sentó la cabeza. A partir de ahí abrió su propio taller en Newark, la famosa fábrica de inventos.

edison
El joven Edison – CrisTap

Edison tenía fama de ser un arréglalo-todo y era tímido y reservado. No era agradable ni encantador, al contrario que Tesla. Pero estaba muy bien dotado para los negocios.

A los 25 años, en 1872, se casó con Mary Stilwell. Tuvieron dos hijos y una hija. Por esa época inventó un sistema para enviar simultáneamente 4 mensajes telegráficos por una misma línea. Un nuevo éxito en su meteórica carrera.

Menlo Park

Poco después Edison montó su gran laboratorio de Menlo Park, a las afueras de New York. Más bien era un centro de investigación con laboratorio, biblioteca, talleres y viviendas para él y sus colaboradores. El objetivo de este lugar era realizar cualquier investigación que tuviese aplicación práctica. Se trata, por tanto, de una especie de Silicon Valley del siglo XIX. Estamos en 1876 y Edison cuenta con 28 años.

Se dice de él que tenía pasión por el dibujo y que trabajaba más sobre el terreno que con la mente. Según Tesla (que durante un tiempo trabajó para Edison, como veremos en la próxima entrada), Edison era desairado y caótico. Su método era más bien el ensayo y error que la deducción científica.

Los grandes inventos de Edison

Edison patentó más de 1.000 inventos gracias, en parte, a la apropiación intelectual del trabajo de sus empleados. Los más destacables son:

  • La bombilla eléctrica de larga duración. Edison NO inventó la bombilla, pero sí consiguió producir una bombilla incandescente que duraba 48 horas. La clave fue dar con un filamento que no se fundiese muy pronto. El de Edison y sus empleados fue un gran logro ya que las primeras bombillas tan sólo duraban 10 minutos.
  • El fonógrafo. Este invento fue el primer aparato que permitió registrar y reproducir sonidos. Apareció con el objetivo de grabar las últimas palabras y deseos de los muertos.
  • El quinetoscopio. Era un artilugio que permitía grabar y reproducir imágenes en movimiento; más tarde dio lugar al proyector de cine. Sin embargo, en un primer momento Edison no se dio cuenta de su potencial.

El mayor legado de Edison

Realmente, Edison tenía a un equipo de muchas personas trabajando en prototipos y luego él los concretaba. Y ese es su mayor legado: las fábricas de inventos. En ellas se dividía el proceso en pequeñas tareas a realizar por sus legiones de trabajadores.

El trabajo de experimentación se lo dejaba a sus asistentes, y así fue cómo consiguió tener múltiples patentes en invenciones desarrollándose en paralelo. Llegarían a trabajar para él más de 5.000 personas.

Empleados en Menlo Park – Detroit Free Press

Edison, el mafioso

Por último, decir que Edison tenía un intenso lado oscuro. Se le vincula con prácticas monopolísticas mafiosillas, ya que enviaba matones o incluso pistoleros para deshacerse de la competencia. Una vida de lo más interesante sobre la que hay muchas biografías.

Sin ir más lejos, protagonizó una sucia guerra por demostrar si era más eficaz la corriente continua o la corriente alterna. Se llamó la Guerra de las Corrientes, y la veremos en la próxima entrada, que estará dedicada a Nikola Tesla. Como adelanto os cuento que uno de los empleados de Edison inventó la silla eléctrica para desprestigiar a Tesla.

Si quieres saber más cosas sobre el enfrentamiento de alto voltaje entre Edison y Tesla, escucha el episodio dedicado a ambos inventores del podcast La Hoguera de los Necios.

SOBRE MÍ Me llamo P. A. García y soy escritor. Tengo dos novelas publicadas: Un oficio indiscreto es una novela negra en un mundo de ciencia ficción. Porvenir es una aventura espacial futurista con toques apocalípticos. Puedes leer otros relatos míos, gratis, pinchando aquí. Además, participo en un podcast sobre cine e historia, con mucho humor, llamado La Hoguera de los Necios.