Aldous Huxley – Un escritor visionario

Aldous Huxley fue un poeta, novelista, ensayista y guionista británico que tocó muchos palos como autor. Escribió sobre la crisis de valores de Occidente, literatura de anticipación, textos místico-filosóficos y sobre pensamiento oriental. También libros de viajes e incluso sobre los efectos de las sustancias alucinógenas.

Su novela más conocida es Un mundo feliz, publicada en 1932. Pero hubo muchas otras. Su vida estuvo llena de curiosidad e inquietudes intelectuales.

Un intelectual es una persona que ha descubierto algo más interesante que el sexo

Aldous Huxley

Aldous Huxley – Un intelectual entre intelectuales

Aldous Leonard Huxley nació en Godalming (Inglaterra) en 1894. La suya era una familia de intelectuales. Su abuelo Thomas Huxley fue uno de los principales defensores de la Teoría de la Evolución todavía en tiempos de Darwin. De hecho, se le conoció como el bulldog de Darwin.

Su medio hermano Andrew se hizo con el Premio Nobel de Fisiología en 1963. Y otro hermano, Julian, también fue un famoso biólogo. Además, su madre Julia Arnold fue una de las primeras mujeres que estudiaron en la Universidad de Oxford.

De casi ciego a visionario

Huxley se formó en la elitista escuela/internado masculino de Eton, cercano a Windsor. Es el mismo college al que suelen asistir los miembros de la realeza británica. Aunque Boris Johnson también estudió allí y hasta que fue premiado como mejor alumno en su promoción…

Huxley se especializó en biología, con la intención de convertirse en médico. A los 14 años quedó huérfano de madre (1910), y a los 16 padeció graves problemas en la vista. Se quedó prácticamente ciego durante 18 meses. Pero no se desanimó y aprendió a leer en Braille para así poder continuar con sus estudios. También aprendió a tocar el piano.

Finalmente se recuperó la enfermedad y recuperó la vista, aunque no del todo, y pudo terminar sus estudios. Mientras se recuperaba descartó la idea de estudiar medicina y se decantó por arte, filosofía y literatura inglesa.

No deja deja de ser paradójico que el que iba a convertirse en quizá el escritor más visionario del siglo XX estuviera a punto de perder por completo la vista.

En 1914 sufre otra desgracia familiar. Su hermano Trevenan, aquejado de una grave depresión, huye de la clínica donde estaba internado y se suicida.

Se casó en 1919 con Marie Nys, una mujer belga que llegó a Inglaterra como refugiada de la Primera Guerra Mundial. Al año tuvieron un hijo al que llamaron Matthew. Matt se dedicaría con éxito a la epidemiología y antropología.

Matt, Marie y Aldous Huxley – Fuente

Aldous Huxley, el viajero

Los primeros escritos de Aldous Huxley fueron poesías y cuentos inspirados en Baudelaire y Mallarmé. Los reunió en dos volúmenes publicados en 1920. Apenas tuvieron trascendencia, al igual que sus primeras novelas. En prosa le inspiraron Balzac y Tolstoi.

Por la misma época trabajó como crítico literario y de teatro en las revistas Athenaeum y Westminster Gazzette. Antes había ejercido como profesor de francés en Eton pero abandonó, descontento con la actividad. Al parecer era incapaz de mantener en orden a sus alumnos.

Huxley viajó mucho con su esposa por Europa, EE.UU. y América latina. El año que más viajaron fue 1925, y lo hicieron echándose a la carretera en un coche Citroën conducido por Marie.

También conocen España e Italia, países que le encantan a Aldous. Visitaron España en varias ocasiones. Estuvieron en el Museo del Prado, en Madrid, y un montón de ciudades más. En su poema Almería reflejó la fascinación que le causó esa tierra árida y la luz del desierto.

Después de hacer escala en Tánger se embarcan en un viaje alrededor del mundo. Su estancia a la India, donde permanecen cuatro meses, repercutirá mucho en el posterior misticismo de Huxley, de inspiración taoísta y budista. También visitaron Singapur, Birmania, Malasia, Filipinas, China y Japón.

Los locos años 20 de Aldous Huxley

Sus obras de la década de los 20 del siglo XX son consideradas las mejores de Aldous Huxley según parte de la crítica. En Los escándalos de Crome (1921), su primera novela, critica con dureza y sátira el elitismo intelectual de ciertos ambientes londinenses. Tuvo un éxito considerable, tanto que le permitió abandonar su trabajo como crítico literario. Desde entonces nunca dejó de escribir. Pronto ganó fama de hostigador de la burguesía británica y de los intelectuales snobs.

Esas hojas estériles (1925) abarca al hombre y los problemas de la existencia. Es una novela satírica, al igual que la anterior Heno antiguo (1923). Ambas consolidan su incipiente carrera como escritor.

El bien de la humanidad debe consistir en que cada uno goce al máximo de la felicidad que pueda, sin disminuir la felicidad de los demás

Aldous Huxley

De sus viajes a la India deja constancia en Jesting Pilate (1926). La espiritualidad y el pensamiento de Oriente lo habían fascinado para siempre. Pero fue con Contrapunto (1928) cuando realmente le llegó la atención de la crítica y su primer gran éxito. Para algunos es su obra cumbre. De nuevo, es una crítica de la vida y costumbres de las élites londinenses. El punto de partida es el asesinato de un dirigente político.

Escribió Contrapunto durante su estancia en Italia, que se prolongó durante varios años, de 1923 a 1930. Los Huxley vivieron primero en Florencia y después al norte de Pisa.

Un mundo feliz

Su novela más famosa, Un mundo feliz, fue publicada en 1932. El título original es Brave new world y se trata de una ficción futurista, pesimista y distópica. Se dice que la escribió en solo 4 meses. Los temas principales son el control totalitario del estado y la deshumanización de la tecnología. También el clasismo y las drogas como instrumento de sometimiento de la población.

Tras la publicación de Un mundo feliz, Aldous Huxley se convierte en un escritor de renombre universal. Se puede considerar Un mundo feliz precursora de1984, publicada por George Orwell en 1949. Huxley escribió una carta a Orwell felicitándolo por su libro.

Fue la novela Nosotros (1924), de Yevgueni Zamiatin, la que inauguró la época de las grandes distopías.

Impasse en Francia

En 1937 Aldous Huxley cambia Inglaterra por EE.UU., pero antes vivió una temporada en Francia. Más o menos por esa época publicó Ciego en Gaza (1936), donde aborda sus inquietudes intelectuales, sexuales, religiosas y místicas. Y también varios escritos de corte pacifista.

Durante su estancia en Francia se aficionó a la pintura y disfrutaba realizando retratos de su familia y de las visitas.

El matrimonio Huxley también tiene tiempo de visitar el Caribe, Guatemala, Honduras y México. Y en U.S.A. recorren varios estados, como no, en coche por carretera.

Aldous Huxley en América

En California, a donde se trasladó, Aldous Huxley experimentó con drogas alucinógenas y siguió abrazando el misticismo. Se acerca más a la literatura religiosa de la India y publica varios libros sobre estos temas. Incluso inicia una colaboración con la Sociedad Vedanta de Los Ángeles, dedicada a literatura mística de la India. Será fiel a estos preceptos hasta el fin de sus días.

También entró en contacto con Hollywood. Chaplin, Stravinsky y Greta Garbo estuvieron entre sus amistades. Escribió algunos guiones de cine, como el de la película Más fuerte que el orgullo (1940), adaptación de Orgullo y prejuicio de Jane Austen. En Viejo muere el cisne (1939) retrató el mundo de Hollywood.

En 1942 publicó el libro El arte de ver, que trata sobre sus problemas oculares y sus esfuerzos para recuperar la vista. Su visión mejoró mucho gracias a un tratamiento novedoso del doctor W. H. Bates. Por primera vez en 25 años pudo leer sin gafas y sin esfuerzo, dijo. Fue esta terapia fue lo que le llevó a instalarse en California. También escribió textos dedicados a El libro tibetano de los muertos.

En 1948 llega Mono y esencia, otra novela distópica que predice un escenario postapocalíptico tras la Tercera Guerra Mundial. La novela es novedosa por su estilo narrativo, próximo al cinematográfico. En esa época se había mudado con su esposa a una casa al borde del desierto de Mojave. Más tarde se trasladarían a una casa en el medio del bosque. Ambos eran, sin duda, unos culos inquietos.

Breve regreso a Francia

La mística y las reflexiones sobre fenómenos psicológicos, como la histeria colectiva, se ven reflejados en su libro Los demonios de Loudun (1952). La obra se basa en un caso real sucedido en la Francia del siglo XVII en un convento de monjas. Las religiosas se creían poseídas por el demonio, aunque para Aldous Huxley lo que las poseía era la falta de devoción, el fanatismo y la corrupción eclesiástica y del estado.

Huxley, como no, viajó al lugar de los hechos.

Aldous Huxley
Visto en Facebook

Aldous Huxley, estrella mediática

A su vuelta a U.S.A. detectan un cáncer a Marie. Huxley empieza una época de constantes apariciones públicas, intervenciones en programas de radio y TV y conferencias por todo el país. Fue su manera de recaudar dinero para el tratamiento de su esposa.

Sus experiencias con las drogas alucinógenas (mescalina y LSD sobre todo) fueron recogidas en el libro Las puertas de la percepción (The Doors of Perception, 1954). Se le considera un pionero intelectual de la psicodelia y su influencia en la sociedad norteamericana fue notable. Por ejemplo, el grupo musical The Doors, con Jim Morrison a la cabeza, se llamó así por este libro.

Huxley veía en las drogas psicotrópicas un instrumento para alcanzar la verdad más allá de los cinco sentidos.

Enviudó de Marie Nys en 1955 tras treinta y cinco años de matrimonio. Hay que considerar a Marie no solo la esposa de Huxley. Ella fue una pionera de la psicodelia por derecho propio. Participó directamente en la experimentación con las drogas y fue fundamental para el pensamiento de su esposo sobre el tema y su desarrollo profesional. Marie Nys fue una gran influencia por sí en la cultura psicodélica de la posguerra estadounidense.

Huxley volvió a echarse a la carretera y reanudó en Nueva York su incansable actividad. Vuelve a casarse en 1956 con Laura Archera, violinista y psicoterapeuta de profesión. Ese mismo año publicó Nueva visita a un mundo feliz. En esta obra Huxley afirma que su visión pesimista de Un mundo feliz le quedó fue «demasiado optimista», y que la realidad había superado sus peores expectativas. La única salida que ve para el ser humano es el conocimiento unitario del Tao (doctrina espiritual y filosófica de origen chino).

Hacia un mundo sin Aldous Huxley

En 1959 rechazó ser nombrado caballero del imperio británico sin dar explicaciones. En 1960 le diagnosticaron cáncer de garganta. Y en 1961 un incendio destruye su casa en Hollywood. Pierde casi todas sus pertenencias menos el manuscrito de su última obra, y un violín de Laura Archera fabricado en 1707.

En 1962 publicaría su última novela, La isla, una especie de reverso de algunas tesis sociales ya tratadas en Un mundo feliz. Al año siguiente, 1963, muere en Los Ángeles. El mismo día Kennedy fue asesinado en Dallas y también falleció el escritor C. S. Lewis (autor de Las Crónicas de Narnia). Aldous Huxley tenía 69 años cuando murió.

La obra de Huxley se considera brillante, lúcida e intelectual; y llena de sátira, reflexión y sensibilidad. Tenía una extensa cultura y nunca dejó de preocuparse por su sociedad y el papel del ser humano en ella. Sus inquietudes más importantes fueron: el reto de la superpoblación mundial; la jerarquización de la sociedad; el uso de la tecnología para el sometimiento de la población o la degradación de la política. Todo muy actual, por lo que es inevitable considerarlo un escritor visionario.

Escribió más de 50 obras. Fue nominado al Premio Nobel de Literatura 9 veces, pero nunca lo recibió. Pero apareció en la portada del álbum de los Beatles Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967).