El pájaro burlón: Cuando enseñar a leer es un crimen

El pájaro burlón es una novela distópica del autor estadounidense Walter Tevis, publicada en 1980.

La novela nos transporta a un futuro sombrío en el que la humanidad se ha cansado de existir y se limita a vegetar esperando su fin. Esto en el mejor de los casos ya que, cada tanto, algunos individuos no pueden soportarse a sí mismos más y ponen fin a su existencia por las bravas, quemándose vivos en masa.

el pájaro burlón
Fuente: Scribd

Decadencia y felicidad sintética: El mundo de El pájaro burlón

Un mundo en el que enseñar a leer es un crimen. Y esto es un asunto central en la novela. Y para el lector es lo que más duele y emociona del libro, sin duda.

A groso modo, El pájaro burlón plantea los peligros de la computerización y la robotización. El hecho de que la gente haya perdido su habilidad para sentir y comportarse como un ser humano, incluso de leer como decimos (sobre todo de leer) es muy real y doloroso en el libro.

La novela orbita en torno a tres personajes

  • Primero, el robot Spofforth. No se trata de un robot al uso: fue desarrollado a partir de la personalidad de un ser humano previamente existente y es el robot más perfecto que se haya construido. Puede silbar, soñar, solucionar lo que se proponga. Es el que maneja el cotarro en la ciudad, en realidad. Solo anhela una cosa: morir. Pero es inmortal, y matarse es lo único que no puede hacer ya que va en contra de su programación. Por todo ello es el personaje más infeliz de la novela.
  • En segundo lugar tenemos a Bentley, un profesor universitario sin alumnos. En él se concentra la mayor parte de la novela. Bentley es casi el único humano que tiene contacto con el pasado de la humanidad, gracias a que constantemente ve películas antiguas que le dan una idea de cómo era antes el mundo. Su curiosidad le lleva, un buen día, a empezar a leer, y este será el detonante de la emocionante trama que viviremos leyendo esta impactante novela.
  • El tercer personaje de El pájaro burlón es Mary Lou, una chica que vive en soledad. Ella es, quizá, la primera en darse cuenta de que algo funciona terriblemente mal en el mundo. Una pista es que los niños que juegan en el parque son también robots, al igual que los animales de un zoológico cercano. Mary Lou será la cómplice ideal para Bentley.

Mary Lou y Bentley se conocerán y juntos se rebelarán contra el orden actual de las cosas. Para empezar iniciarán una relación íntima, algo totalmente prohibido.

La quiero. Nada más es real

Bentley y Mary Lou están destinados a sufrir:

Estar enamorado es terrible

Pero también aprenderán a amar de nuevo la vida (y la lectura) en nombre de la humanidad.

Una vez, hace mucho tiempo, la gente leía poniendo las voces de los vivos y de los muertos que les hablaban en elocuente silencio en contacto con un murmullo de habla humana que debía de llenar la mente de una manera que decía: soy humano. Hablo y escucho y leo

La muerte de la curiosidad intelectual

La vida en este futuro escalofriante y gris está totalmente automatizada. Los autobuses se movilizan por telepatía y hay todo tipo de robots encargados de realizar cualquier tarea. Así, entre drogas y suicidios indoloros, la humanidad va desapareciendo en medio de la indiferencia universal.

Pasando las páginas de El pájaro burlón veremos que el grado de decadencia al que ha llegado la humanidad es inaudito. No hay violencia, pero sí apatía extrema. No hay cultura, solo condicionamiento.

Cuando la capacidad de leer y escribir murió, también lo hizo la historia

El pájaro burlón: una novela que emociona

Se trata de una novela construida sobre capítulos breves, concisos, intensos y que se leen en un suspiro. Un tipo de libro al que es muy fácil engancharse.

No tuve la tentación de abandonar la lectura, a pesar de ser una novela bastante larga y de que hay robots, algo que normalmente no me atrae. Más bien al contrario, el libro me ha emocionado en muchos momentos.

Tengo que tener libros otra vez. Si no puedo leer y aprender y tener cosas que vale la pena leer, es mejor que me inmole antes que seguir viviendo

Otros temas que aborda El pájaro burlón son los derechos a la intimidad y a la individualidad. En el futuro que se plantea, cualquier relación íntima que no sea solo momentánea y superficial está penada por la ley. El sexo debe ser rápido y aséptico.

Me siento libre y fuerte. Si no fuera lector de libros no podría sentirme así. Me pase lo que me pase, doy gracias a Dios por saber leer, por haberme aproximado a la mente de otros hombres.

Walter Tevis

Walter Tevis – The Zugzwang Blog

Walter Stone Tevis (1928 – 1984), estadounidense, fue novelista y escritor de relatos cortos.​

Es también el autor de El hombre que cayó a la Tierra, novela famosa por su adopción al cine en 1976. La protagonizaba el mismísimo David Bowie, más andrógino que nunca.

Walter Tevis fue un grande. De su pluma también salió El buscavidas (1961), mítica película protagonizada por Paul Newman, y su no menos célebre secuela El color del dinero (1986).

Por si esto fuero poco, la recientemente aclamada serie de Netflix Gambito de dama es, asimismo, una adaptación de la novela the Walter Tevis The Queen’s Gambit.

Casa del Libro
SOBRE MÍ Me llamo P. A. García y soy escritor. Tengo dos libros publicados: Un oficio indiscreto es una novela negra en un mundo de ciencia ficción. Porvenir es una aventura espacial futurista con toques apocalípticos. Puedes leer otros relatos míos, gratis, pinchando aquí. Además, participo en un podcast sobre cine e historia, con mucho humor, llamado La Hoguera de los Necios.