La paja en el Ojo de Dios, una novela de primer contacto

La paja en el Ojo de Dios es una novela escrita a cuatro manos entre los estadounidenses Larry Niven y Jerry Pournelle. Fue publicada originalmente en 1974.

Es uno de esos grandes clásicos de la ciencia ficción que aún tenía pendiente. Esta novela es muchas cosas: una space opera, un relato de ciencia ficción dura y, sobre todo, una aventura científico-militar de primer contacto.

la paja en el ojo de dios

La historia transcurre en el año 3017 y el argumento es el siguiente:

Aunque el Segundo Imperio del Hombre abarca cientos de sistemas solares, todavía no se ha contactado con otros seres inteligentes. El hallazgo de una insólita nave espacial con el cuerpo sin vida de un alienígena en el interior conducirá a los humanos hasta una lejana estrella inmersa en una densa nube de polvo estelar: la Paja.

Una expedición descubrirá allí una antiquísima civilización, amable y hospitalaria, pero que rehúye hablar de ciertos aspectos de su sociedad. Pero, bajo las sonrisas tranquilizadoras, ¿ocultan los pajeños un secreto planetario de impacto universal y devastador?

Lo mejor de La paja en el Ojo de Dios

Esta novela tiene varios puntos positivos. Destaca, por encima de todos, la civilización alienígena que se nos presenta, que es a la vez extraña y muy creíble. La primera mitad del libro te mantiene en vilo, precisamente, deseando saber más sobre dicha raza. Y la segunda mitad aporta todos los datos necesarios, bastante coherentes con los extraños hechos de la primera parte.

Los pajeños son unos seres negros, peludos, con dos brazos pequeños en un lado y uno grande en el otro, y extremadamente evolucionados. Tienen unas mascotas peculiares, los relojeros, más pequeños, y con cuatro brazos.

En La paja en el Ojo de Dios hay un poco frecuente equilibrio entre subgéneros: space opera, scifi hard, scifi científico-bélica y de contacto. La física se trata con un respeto razonable. No hay gravedad artificial, con lo que las naves pueden establecer un giro sobre su eje para simularla. Los dos avances tecnológicos más fantasiosos que aparecen son el Campo de Langston y el Motor Alderson, que básicamente son un campo de fuerza impenetrable y un motor hiperespacial.

El poder conjugar estos factores y lograr que la novela sea entretenida, intensa y adictiva, es algo que habla muy bien de sus dos autores. Y es que el relato llama la atención por su poder de entretenimiento. Pese a ser un libro extenso, se compone de capítulos cortitos y condensados que te llevan a pasar una página tras otra.

la paja en el ojo de dios

Un gran acierto de la novela son también las especulaciones sobre qué es más eficaz, si la especialización biológica de la especie pajeña o la adaptabilidad humana.

Lo menos bueno

La principal carencia que se le puede achacar es el pobre desarrollo de personajes. Son bastante acartonados, y con respecto a los secundarios cuesta distinguir unos de otros.

La historia de amor presente en la novela está cogida con pinzas. Es poco creíble, resulta insulsa e impostada, no emociona. Además, en la parte final de la novela este romance ocupa demasiadas páginas.

La novela se ha criticado (como a sus autores) por su tufillo a conciencia de clase y a machismo, además de por la mojigatería sexual, chocante en un libro de los años 70.

Solo hay un personaje femenino y el principal protagonista, el comandante Rod Blaine, acaba quedándosela un poco como premio. Al menos, la mujer, Sally Fowler, forma parte de la expedición por sus conocimientos en antropología (bueno, y también por ser sobrina de un senador imperial).

Insisto, el trato a la mujer es un poco de risa, de risa triste. Valga de ejemplo que la protagonista llega a decir que si no se casa antes de los 30 será una solterona. Y que las mujeres de bien evitan quedar embarazadas antes del matrimonio no mediante métodos anticonceptivos, sino evitando las relaciones sexuales.

Hay, asimismo, quienes acusan a la novela por ser un tanto profascista. También por presentar a unos científicos demasiado lerdos.

El clímax de la novela me ha parecido un poco anticlimático, valga la redundancia. Y es que tarda demasiado en llegar, retardado por el desenlace de la susodicha historia de amor y también por un exceso de fanfarria diplomática.

En definitiva

Lo más interesante de La paja en el Ojo de Dios es la propia raza alienígena, los pajeños, y los enigmas que van surgiendo en torno a ellos.

-¡No son monstruos!

-No, solo son nuestros enemigos.

Con respecto al imperio del hombre, recuerda a la aristocracia imperial europea de hace un par de siglos. Son aristócratas y militares, nada que ver, por tanto, con los soldados imperiales pseudonazis de Star Wars.

La paja en el ojo de Dios se publicó en Estados Unidos en noviembre de 1974, pero no llegó traducida a España hasta 1976. Causó furor. La novela venía avalada por ser finalista en todos los grandes premios de ciencia ficción, Hugo, Nébula y Locus, en 1975, aunque no consiguió alzarse con ninguno de los trofeos.

La repercusión del libro fue tan enorme que casi dos décadas después se realizó una secuela, El tercer brazo, de los mismos autores. Sobre esta segunda parte solo decir que quienes la han leído recomiendan huir de ella como de la peste.

Larry Niven y Jerry Pournelle

Larry Niven (Los Angeles, 1938) y Jerry Pournelle (Louisiana, 1933) han cosechado numerosos premios por su prolífica producción. El celebérrimo Niven, especialmente conocido por Mundo Anillo, ha sido galardonado con cinco premios Hugo, un Nébula, cuatro Locus, dos Ditmar, cinco Seiun y un Prometheus a lo largo de su carrera.

Larry Niven y Jerry Pournelle – Writersofthefuture.com

Pournelle fue el primer ganador del premio Campbell, en 1974, y ha sido nominado numerosas veces al Nébula y al Hugo. Entre sus colaboraciones, sobre todo con Larry Niven, destacan las novelas Infierno (1975), El martillo de Lucifer (1977) y Juramento de fidelidad (1981).

SOBRE MÍ Me llamo P. A. García y soy escritor. Tengo dos novelas publicadas: Un oficio indiscreto es una novela negra en un mundo de ciencia ficción. Porvenir es una aventura espacial futurista con toques apocalípticos. Puedes leer otros relatos míos, gratis, pinchando aquí. Además, participo en un podcast sobre cine e historia, con mucho humor, llamado La Hoguera de los Necios.