Dashiell Hammett – Cosecha negra

Dashiell Hammett fue, y sigue siendo, uno de los escritores más influyentes de todos los tiempos. Y no solo en la novela negra que cosechó. Su influencia va mucho más allá y se extiende a escritores de todos los géneros.

De él se dice que fue todo un tipo y un personaje contradictorio. Veamos por qué.

dashiell hammett
Dashiell Hammett luciendo sus mejores galas – IMDb

De niño a adulto en cero coma

Samuel Dashiell Hammett nació nada menos que en 1894. Llegó al mundo en Saint-Mary´s County, en el estado de Maryland. La suya era una familia granjera en continua lucha contra las penurias económicas.

Creció principalmente en las calles de Filadelfia y Baltimore. Y lo hizo rápido, ya que a los 13 ó 14 años dejó la escuela sin apenas formación para ponerse a trabajar. Fue mensajero y mozo de estación en las compañías ferroviarias de Baltimore y Ohio. También dependiente, estibador, empleado en una fábrica de conservas y vendedor de periódicos. Años después incluso ejercería como publicista para una joyería.

Eso sí, leía muchos libros en bibliotecas públicas. Se puede considerar que aprendió el oficio de escribir como autodidacta. Y también, por su puesto, gracias a su experiencia en el empleo más sorprendente de todos los que tuvo: detective profesional.

dashiell hammett
El hombre delgado era uno de sus apodos – Herederos del Caos

Detective Dashiell Hammett

Durante 8 años Dashiell Hammett fue detective profesional en la Pinkerton´s National Detective Agency, Agencia Pinkerton a secas para los amigos. Ejerció este oficio entre 1915 y 1922, con una pausa para participar en la Gran Guerra.

Dash tenía 20 ó 21 añitos cuando empezó en la Pinkerton. Aprendió el oficio de detective de James Wright, un agente «bajo, rechoncho y de lenguaje duro» que se convirtió en un ídolo para Hammett. Más tarde Wright serviría, supuestamente, como inspiración para el Agente de la Continental.

Buena parte de su trabajo como detective fue disolver huelgas. El papel de los agentes de la Pinkerton era ejercer violencia contrasindicalista reventando huelgas, y cosas peores. Hammett contó que una vez le ofrecieron 5.000 dólares por asesinar a un sindicalista. No aceptó, pero pocos días después… El sindicalista fue secuestrado por alguien con menos escrúpulos. ¡Lo ataron al parachoques trasero de un coche y fue castrado, arrastrado y finalmente ahorcado!

dasiell hammett
Me pregunto si Dashiell usó el bastón para disolver huelgas durante su época como agente de la Pinkerton.

A la Agencia Pinkerton se la considera el germen del FBI. Aparte de este tema de las huelgas, Hammett cosechó una experiencia que volcó en sus novelas criminales. El escritor describió su trabajo como detective como tedioso. Se veía obligado, por ejemplo, a realizar largas vigilancias y faenas similares.

En gran medida el estilo literario de Dashiell es heredero de los informes lacónicos que tenía que presentar a sus superiores. La lectura de los informes de sus compañeros detectives también fue una buena fuente de inspiración para los relatos que vendrían.

Cuando dejó el oficio, por causas de salud, había coleccionado recuerdos como una cuchillada en una pierna y un ladrillazo en la cabeza que le dejó una cicatriz.

Dashiell, el patriota

En su juventud sufrió de un patriotismo tan fuerte que le llevó a alistarse para la Primera Guerra Mundial en 1918. Fue la época en la que abandonó la Agencia Pinkerton para luego volver. Quizá era un patriota un poco de derechas (por lo de las actividades antisindicalistas). Pero años después su ideología daría un drástico giro a la izquierda.

Dashiell Hammett – Biografías y vidas

Fue conductor de ambulancias en Francia. Se cuenta que en el frente se infectó de la epidemia de gripe de 1918, la mal llamada Gripe Española. Se recuperó, pero el contagio sacó a relucir una tuberculosis in crecendo. Por esta enfermedad obtuvo la licencia médica en menos de un año, y se le otorgaría una pensión por invalidez. Durante su convalecencia conoció a la enfermera Josephine Dolan, con la que se casó.

El resto de su vida Hammett sufriría de mala salud por sus brotes de tuberculosis sumados a una buena dosis de alcoholismo. La pensión del gobierno a veces llegaba y otras veces no, por lo que tuvo que buscarse una manera de ganarse la vida compatible con su precaria salud. Sus días como detective, y otros oficios varios, habían terminado.

El agente de Black Mask

En 1921-1922, ya enfermo de tuberculosis, Dashiell Hammett se instaló en San Francisco. Allí empezó a ver publicados sus relatos policiales en revistas como Smart Set y la más célebre Black Mask.

Acabó dedicándose a la literatura no por vocación sino empujado por las dificultades económicas y la incapacidad de conseguir un empleo permanente. Escribir para revistas que pagaban por palabras le dio oportunidad de ganarse la vida. Se dice que bebía whiskey a destajo y trabajaba duro.

Tenía veintiocho años, una mujer de veinticinco y una primera hija recién nacida. Más tarde tuvo otra hija, pero su matrimonio con la enfermera Josephine Dolan terminó en 1927. Se dice que abandonó a su mujer y sus dos hijas «por prescripción médicas». Un médico le recomendó no pasar demasiado tiempo con la familia porque supuestamente era malo para la tuberculosis. Alquiló un apartamento para él solo y se dedicó a beber y escribir.

Aunque no se puede decir que la inventara él, con Hammett la literatura hardboiled se integra para siempre en la cultura popular. Esta vertiente del pulp era lo opuesto a la novela detectivesca inglesa, más centrada en el enigma intelectual.

Hammett le dio músculo y contexto social a la narrativa negra. Su estilo pronto se manifestó como realista, conciso y testimonial. La vena cínica, desencantada, cruenta y visceral de sus personajes marcaron un antes y un después. En Dashiell Hammett el crimen es algo violento que surge de la misma corrupción de la sociedad.

En palabras de Raymond Chandler, el heredero más destacado de Hammett:

Hammett sacó el asesinato del jarrón veneciano y lo arrojó al callejón.

Raymond Chandler
Cosecha Roja, primera novela de Hammett (Red harvest, 1929) se tituló originariamente PoisonvilleTaller Igitur

Novelas y relatos de Dashiell Hammett

Durante su carrera como escritor utilizó varios pseudónimos, como Peter Collinson, Daghull Hammett, Samuel Dashiell y Mary Jane Hammett. Escribió casi toda su producción en apenas 12 años. Después se le secó la inspiración. Esta etapa de abandono coincide con un giro ideológico hacia la izquierda.

Sus obras más famosas son las novelas Cosecha roja (1929) y El halcón maltés (1930). Aunque hubo otras: La maldición de los Dain (1929), La llave de cristal (1931) y El hombre delgado (1934). En total solo publicó 5 novelas, las dos primeras por entregas. Casi todas tuvieron adaptaciones al cine ya en vida de Hammett. Su personaje más memorable fue Sam Spade, protagonista de El halcón maltés y de dos relatos más.

La novela El halcón maltés fue serializada en la revista Black MaskL. B. Confidential

Además escribió numerosos relatos, más de 60, la mayoría para la mencionanda revista Black Mask. Las aventuras de Sam Spade (1944) y El Agente de la Continental (1975) reúnen muchos de sus relatos. El Agente de la Continental es el protagonista de Cosecha roja y La maldición de los Dain, además de 26 relatos y 2 novelas cortas.

A partir de 1930 vivió entre Nueva York y Hollywood, donde trabajó también como guionista de cine. También fue guionista del cómic Secret Agent X-9 (1934), protagonizado por Alex Raymond, un detective privado/espía.

Dashiell Hammett y Lillian Hellman

Dashiell Hammett no volvió a casarse, pero formó una pareja estable con la también escritora y dramaturga Lillian Hellman. Se conocieron en Hollywood en 1930 durante una fiesta y estuvieron juntos durante más de 30 años. Ambos ejercían de guionistas por aquella época.

Mucho de lo que conocemos de su vida se lo debemos a Lillian Hellman y sus libros autobiográficos. Su relación fue a ratos pacífica, a ratos turbulenta. Antes Dash tuvo un breve romance con otra escritora llamada Nell Martin.

Dashiell Hammett y Lillian Hellman cenando en el Club 21 – (Photo by George Karger/Pix Inc./Time Life Pictures/Getty Images)

Se dice de Hammett que era un manirroto, le gustaban las mujeres, el alcohol y las juergas, y que tuvo tantas enfermedades venéreas que le llamaban Mr. Gonorrea. Se lo ha descrito como alto y flaco, pelirrojo, de rostro alargado y en forma de V. Tenía cejas frondosas, cabello espeso y encanecido en las sienes en sus años de madurez. Siempre iba vestido de forma elegante: traje, zapatos de charol, pañuelo al cuello y sombrero.

Dashiell Hammett – Antifascista y comunista

En la Segunda Guerra Mundial se alista como voluntario pese a tener ya una edad y la salud delicada. En 1942 fue destinado a las Islas Aleutianas y ejerció como editor del periódico del ejército. Tenía 48 años.

Dashiell Hammett
Dashiell Hammett ya maduro – Infobae

Como parte de su actividad antifascista se posicionó en contra de la Guerra Civil española. Y tras la Segunda Guerra Mundial adoptó una postura abiertamente izquierdista. También defendió los derechos de los afroamericanos y los inmigrantes.

Sus críticas a la sociedad estadounidense, su sociedad, le granjearon fama de subversivo. Fue miembro del partido comunista en una época en que ser comunista estaba perseguido. Incluso fue a parar a la cárcel por negarse a testificar contra cuatro comunistas huidos de la cárcel. Él mismo había reunido dinero para la fianza de los fugados.

Hammett (izq.) trasladado a prisión por negarse a testificar contra compañeros comunistas – Crónica Negra

Seis meses en prisión

Fue en 1951 cuando se le acusó de actividades antiamericanas y de conspirar en contra del gobierno de los Estados Unidos. En los duros interrogatorios a los que fue sometido se caracterizó por dar respuestas mordaces y no dejarse amedrentar por los representantes de la llamada Caza de brujas.

Dashiell Hammett
Dashiell Hammett declarando ante el temido Comité de Actividades Antiamericanas – Infobae

Últimos años y muerte

Dashiell terminó su vida pobre, se dice, ya que no volvió a publicar desde 1934. Sobre por qué dejó de hacerlo hay varias teorías. Una dice que fue a causa de la persecución política, consecuencia de su activismo antifascista y comunista.

Aunque se afirma que, más que dejar de escribir, dejó de terminar lo que escribía. ¿Se le secó la inspiración? ¿O no quería repetirse? No se sabe. Quizá pensaba que moriría pronto por su mala salud, y por eso se dedicó a vivir la buena vida desenfrenadamente.

Dashiell Hammett
Dashiell Hammett era un tipo alto, delgado y elegante – 20 Minutos

Sus borracheras de campeonato derivaron en un ataque de delirium tremens en 1948. A consecuencia de este dejó la bebida para siempre, para sorpresa de todos. Su paso por la cárcel vino después, y su salud se deterioró aún más y se apartó de la vida pública.

En sus últimos años alternó hospitales y sufrimiento. En 1955 sufrió un ataque cardíaco. Murió en 1961 de cáncer de pulmón. Tenía 67 años.

Legado

Aunque no se puede decir que fuese el creador de la novela negra americana (hardboiled), sí que se considera a Dashiell Hammett el artífice de subirla de categoría.

Raymond Chandler (creador del otro detective más famoso, Phillip Marlowe) lo admiraba. El salto de calidad que dio Chandler a la novela negra americana se basó en los pilares que Hammett había asentado en el género.

Dashiell Hammett en 1944 durante su estancia en las Islas Aleutianas – Chistie´s

El detective cínico y desencantado, vestido con una gabardina, fumando y bebiendo sin parar; la femme fatale; el estilo crudo y directo; la corrupción del sistema, etc., son algunos de esos pilares. También el desarrollo urbano de los EE.UU como telón de fondo de muchas de sus narraciones.

Humphrey Borgart es Sam Spade en El halcón maltés (1941)

Su influencia se extiende de la literatura al cine. Hasta 25 películas están inspiradas de forma más o menos directa en alguna de sus historias. Un punto de inflexión fue la adaptación de El halcón maltés a cargo de John Huston y Humphery Bogart. Es icónica a más no poder y se considera un hito casi fundacional del género.

Pero aparte de la multitud de adaptaciones al cine directas y legítimas de la obra de Hammett, hay otras más desleales pero igualmente icónicas. Me refiero a Yojimbo (1961), de Kurosawa, y Por un puñado de dólares (1964), de Leone. Ambas se basan libremente en Cosecha roja (1929), primera de las únicas cinco novelas de Dash.

dashiell hammett
Dash dándole a la tecla – Pinterest

El más popular

Dashiell Hammett escribía por dinero, siempre en fricción entre lo que le pedía el cuerpo y lo que le exigían los editores de las revistas. Aún así fue el novelista más popular de su tiempo, y (quizá) el más influyente.

Puede que no fuera el padre biológico del hardboiled, pero sí fue el responsable de consolidarlo y darle su forma definitiva. Gracias a él el género ha perdurado hasta nuestros días prácticamente intacto.

El hedonismo fue parte importante en la vida de Hammett – what-when-how
SOBRE MÍ
Me llamo P. A. García y soy escritor. Tengo dos libros publicados. Un oficio indiscreto es una novela negra en un mundo de ciencia ficción. Porvenir es una aventura espacial futurista con toques apocalípticos. Además, participo en un podcast sobre cine e historia, con mucho humor, llamado La Hoguera de los Necios.