Breve introducción al pulp: Maravillas de baja estofa

La literatura pulp es (o, mejor dicho, era), más que un género en sí mismo, un modo de publicar historias en papel barato y sin pretensiones. Se apostaba más por la cantidad que por la calidad, pensando simplemente en entretener. Y para ello muchas veces se apostaba por las ideas más bizarras.

Al ser historietas de usar y tirar, lógicamente, se produjo mucha basura, pero también algunas maravillas.

Pulp y Hard-boiled

Del pulp emergieron, en el campo de la novela negra, autores tan respetables como Raymond Chandler y Dashiell Hammett. Contra todo pronóstico, han pervivido y ahora son clásicos indiscutibles del género. Hammett y Chandler han trascendido pese a ser concebidos para todo lo contrario, podríamos decir.

Antes de convertirse en escritor, Dashiel Hammett fue detective DE VERDAD – diariodenavarra.es

Aunque antes hubo otros, fue Dashiell Hammett quien apuntaló los cimientos del hard-boiled, un tipo de novela negra mundana, con componentes lujuriosos y violentos, donde el crimen es algo brutal y muchas veces pasional. Supuso una respuesta más a pie de calle a la vertiente más pomposa de la novela negra british, de la que Agatha Christie es el exponente más conocido.

Hammett creó a Sam Spade y suyas son dos novelas archifamosas: El halcón maltés (1930) y Cosecha roja (1929)

Humphrey Bogart dio vida a Sam Spade en 1941 – pointsincase.com

​Luego, Raymond Chandler tomó esas bases y las perfeccionó añadiéndoles el lirismo y la melancolía que les faltaba, lo que las hizo elevarse por encima de sus iguales. Su gran creación, el detective privado Philip Marlowe, es el rey absoluto de la réplica sarcástica.

Antes de convertirse en escritor, Raymond Chandler fue banquero – biblioteca-virtual.fandom.com

En caso de duda, haz que entre por la puerta un hombre con una pistola en la mano.

Ley de Chandler

Marlowe protagonizó, entre otras, las novelas:

  • El sueño eterno (1939)
  • Adiós, muñeca (1940)
  • La dama del lago (1943)
  • El largo adiós (953)
Cary Grant nunca interpretó a Marlowe, pero a R. Chandler le hubiese gustado – pinterest.co.uk

Origen del pulp

El pulp nace en EE.UU. en la primera mitad del siglo XX. No es exactamente un género, como decimos, sino una forma de concebir la escritura. Se trataba de un tipo de literatura de consumo masivo por parte de las clases jóvenes populares. Su medio habitual de expresión eran revistas de encuadernación súper rústica, o sea, papel de pulpa de celulosa de baja calidad.

Sin embargo, como siempre ocurre en cualquier actividad creativa, por muy de baja estofa que sea, del pulp, entre mucha mediocridad, han surgido auténticas joyas. Un poco como lo que ha ocurrido algunas veces con el cine de serie B.

Más allá de las novelas de detectives

Además de historias de rudos detectives, en las revistas pulp había de todo:

  • Terror: Lovecraft y los mitos de Cthulhu.
  • Fantasía: Conan el Cimmerio.
  • Suspense: Fu Manchú.
  • Romance.
  • Western: el Zorro.
  • Aventura: Tarzán.
  • En general todo tipo de exploitation.
  • Ciencia ficción: Buck Rogers, Doc Savage, Flash Gordon, John Carter de Marte.

Por último, otra seña de identidad del pulp eran las portadas molonas. A menudo eran picantes y sexistas:

Una aventura picante pulp.
Portada pulp que hará las delicias de los amantes de la sci-fi retro.
pulp
Un misterio egipcio, un villano malísimo, una chica en apuros… Puro pulp.
Estas criaturas lovecraftianas no traman nada bueno.
SOBRE MÍ Me llamo P. A. García y soy escritor. Tengo dos libros publicados: Un oficio indiscreto es una novela negra en un mundo de ciencia ficción. Porvenir es una aventura espacial futurista con toques apocalípticos. Puedes leer otros relatos míos, gratis, pinchando aquí. Además, participo en un podcast sobre cine e historia, con mucho humor, llamado La Hoguera de los Necios.