El Invencible – La novela más pulp de Stanislaw Lem

El Invencible es el libro de Stanislaw Lem que siempre recomiendo. Y lo hago por encima de su obra más famosa, la que siempre aparece en todas las listas, o sea Solaris. De acuerdo que Solaris es una novela más reflexiva y filosófica, más madura si se quiere llamarla así. Pero si se tiene en cuenta el aspecto más lúdico de la ciencia ficción, en este sentido El Invencible supera a Solaris.

el invencible
Me encanta esta portada.

Sinopsis de El Invencible

Para mi gusto, los libros en general, y en En Invencible en particular, se disfrutan más cuanto menos sepas sobre la trama. Así que, me limitaré a decir que en esta novela nos encontramos a una nave enorme y poderosa llamada El Invencible, de más de 80 tripulantes, que se posa en el planeta desértico Regis III para investigar qué le ha sucedido a su nave gemela, El Cóndor, con la cual se perdió todo contacto. Por lo demás, solo diré que nada hospitalario espera en este mundo remoto.

La novela fue publicada en 1964.

el invencible
Esta es la edición que he releído. Es cutrilla a más no poder.

Comunicación, evolución y humildad

El tema que trata esta novela es casi omnipresente en la obra de Lem: la imposibilidad de comunicación entre los humanos y otras formas de vida que habitan el cosmos. Dicho de otra manera, El Invencible pone un espejo al hombre en el que se refleja su incapacidad para abarcar la inmensidad del universo. Todo lo hay o puede haber ahí fuera, simplemente, no está a nuestro alcance.

No nos está destinado todo el universo, no todo cuanto existe nos pertenece.

El Invencible (1964)

Otro tema que le interesa a Lem es la evolución y sus posibilidades. El autor plantea que la evolución no solo es una propiedad de los seres biológicos, sino que también puede darse en organismos artificiales. Y hasta ahí puedo leer.

Recientemente la editorial Impedimenta ha reeditado el libro.

El Invencible es una novela trepidante

El Invencible va directa al grano, y está escrita de forma concisa, lo que le otorga un poderoso poder de inmersión. Lem presenta una historia llena de intriga, un enigma al que se va respondiendo gotita a gotita, de manera que en cada capítulo el misterio va creciendo. A medida que se descubren más detalles de lo sucedido a El Cóndor, nuevas y más sugerentes incertidumbres afloran.

Precisamente, como la gran baza de la novela es ese enigma a descubrir, recomiendo no leer la sinopsis oficial ya que, como casi siempre pasa, destripa demasiado.

Curiosamente, Lem despreciaba la space opera americana y, sin embargo en esta novela hay mucho de esto, y de pulp. Eso sí, tratados de forma todo lo contrario a disparatada, sino más bien cruda, reflexiva y realista, pero sin renunciar al sentido de lo maravilloso, aunque con trazas de cierto horror cósmico.

Starward Industries ha anunciado el lanzamiento de un videojuego basado en El Invencible para 2022.

El Invencible no es una novela de personajes

Se le puede poner la pega de que los personajes son planos y sin carisma. Es cierto, claramente los personajes memorables no eran la especialidad de Lem. Sin embargo, el poder sugestivo de los misterios que asolan a la tripulación de El Invencible tiene fuerza suficiente para que la poca personalidad de los protagonistas no importe.

Por otro lado, en las pocas pinceladas que da, Lem caracteriza bien, en mi opinión, al protagonista, Rohan, y en menor medida a su comandante Horpach.  Sobre todo a Rohan, ya que la novela adopta su punto de vista. Y es el punto de vista de un hombre anonado ante las circunstancias, pero que no por eso acepta abandonar a los suyos.

el invencible
Curiosa portada, muy retro.

Un comienzo épico, llena de cliffhangers y sin nada superfluo

El arranque es poderosísimo. Cómo la colosal nave, El Invencible, se va despertando de la hibernación inevitablemente recuerda al inicio de Alien. Y cómo se posa con todo su poderío en el planeta Regis III es abrumador.

La Nostromo despertando me recuerda mucho a El Invencible despertando.

Como digo, la carencia de arcos de personajes o subtramas no importa. Las incógnitas que se van planteando son lo suficientemente sugestivas para enganchar al lector. Además, los capítulos terminan siempre en un cliffhanger casi de manual. Perfectamente pueden servir como modelo para construir el andamiaje de una novela de intriga.

Otro aspecto muy bien narrado es los numerosos robots que la nave lleva a bordo. Ergo-robos, autmómatas, nanobots, arctanos, transportes de gran tonelaje, un mortero antimateria, etc. Lem no los describe al detalle, solo los menciona como de pasada, como dándolos por hecho, con lo que consigue integrarlos de forma natural en el escenario.

Además, es una novela bastante corta, de apenas doscientas páginas, lo que me parece algo a reivindicar. Por alguna razón, se tiende a considerar que una novela para ser buena se tiene que alargar hasta las trescientas o cuatrocientas páginas, algo con lo que no estoy de acuerdo.

Os dejo los enlaces a otro par de reseñas de mis blogs favoritos:

Stanislaw Lem

Stanisław Herman Lem (1921-2006) fue un escritor polaco de fama mundial. Se dedicó a la ciencia ficción en su vertiente más filosófica y también satírica (con menos éxito, en mi opinión).

Su literatura tiene componentes científicos y cibernéticos muy trabajados, mucho pesimismo y cierto humor absurdo.

Antes de El Invencible publicó Edén, Retorno de las estrellas, Memorias encontradas en una bañera y la archiconocida Solaris. Después llegarían, entre otros, Ciberíada, Relatos del piloto Pirx, La voz de su amo, Vacío perfecto y Fiasco.

SOBRE MÍ Me llamo P. A. García y soy escritor. Tengo dos libros publicados: Un oficio indiscreto es una novela negra en un mundo de ciencia ficción. Porvenir es una aventura espacial futurista con toques apocalípticos. Puedes leer otros relatos míos, gratis, pinchando aquí. Además, participo en un podcast sobre cine e historia, con mucho humor, llamado La Hoguera de los Necios.

1 comentario de “El Invencible – La novela más pulp de Stanislaw Lem”

Los comentarios están cerrados.